Justo hace un año fue mi último día en mi “trabajo formal” y recuerdo un sentimiento agridulce.  Irme me alegraba pero dejaba una parte de mí en la que también fui muy feliz. Me estaba volviendo loca, desde enero de 2017 empecé “With love for you” y fue amor a primera vista, de pronto quería tener mi tiempo sólo para emprender con mis ideas y pasar más tiempo con mi socio que de pura casualidad: ¡era mi novio!

No veía a mi familia, ni a mis amigos, me estaba enfermando a cada rato, pero podía comprarme casi todo lo que yo quisiera. Era un arma de doble filo, pero al final la balanza se inclinó hacia seguir mis sueños y manejar mi tiempo a mi manera. 

No todo fue malo, aprendí qué quiero y qué no quiero para mi empresa, aprendí esas buenas prácticas que toda empresa grande tiene por excelencia, que sin duda me formaron para llegar a donde estoy hoy,  aprendí más de lo que pude haber aprendido en una maestría, que por cierto tuve que dejar por el mismo trabajo. 

Aprendí desde grabar videos,  hasta como crear una aplicación,  KPI’s, cultura y estrategia corporativa.  Y ahora, hago mucho más de lo que hacía y los proyectos crecen cada día más. Aprendo en el camino, me cuestan mucho los números pero yo llevó la “contabilidad” y me reto a mí misma a conquistar lo que me da miedo. 

 

Y hablando de miedos sabían que ¿me daba miedo dibujar? Soy diseñadora pero nunca creí tener talento suficiente para vender mi arte,  pero aquí estoy y junto a Javier, mi novio y Mónica, mi cuñada creamos arte y lo compartimos con los demás, por qué amarte a ti mismo y expresarlo por medio del arte es magia pura,  el modo en que todos deberíamos vivir. 

 

¿Qué hacemos con nuestro tiempo?

Uno creería que al emprender uno puede hacer lo que quiera con su tiempo,  y en parte sí, porque amas lo que haces, pero si llevas una disciplina y buscas realmente vivir tu sueño, el tiempo se te escurre de las manos,  las 8 horas laborales de lunes a viernes no existen, pero eso me hace feliz. 

 

Ahora lo de trabajar con mi novio se los explico en otra nota porque esto se volvería un testamento. Es un reto que amo cada día, aunque no todos sean color de rosa. 

 

Por lo pronto,  les comparto unos tips que me han servido o lecciones que aprendí y espero les sean útiles: 

  •  Ve a tu ritmo pero ¡muévete! ,  siente cómoda con el avance que realices,  no te sobre explotes o por el contrario esperes que todo te caerá del cielo. 
  •  La educación es parte primordial de la realización personal, búscala de la manera que te guste, si eres de los de sacar la maestría o diplomados opta por ello o busca información en Internet y se autodidacta,  ahora ya no hay excusas para no estar informado y aprender. 
  •  ¡Equivócate! ¡Equivócate mucho! Sin duda duele caer pero tras todo gran reto viene una gran lección, no te enfoques en él ¿por qué me pasó esto?  Si no él ¿para qué me pasó esto? 
  •  Planifica,  realiza, toma nota y lleva un control de tus metas. Toda gran idea se queda en idea si no hacemos un plan y lo llevamos acabo.  Es importante tomar nota de los avances y contabilizar todo,  luego esa información nos será muy valiosa. 
  •  Más qué hábitos, crea un estilo de vida que te enamore,  que disfrutes hacer repetidamente. No hay nada peor que la rutina o el constante “tengo que”. Elige hacer lo que tú decidas de tu tiempo, recuerda: es solo tuyo.   
  •  Vive con un propósito, despierta con una motivación con significado para ti.  La falta de enfoque, de un propósito de vida,  me atrevo a decir que es la razón de mucha gente deprimida.  Sin metas ¿para qué me esfuerzo?  ¿Para qué soy útil? 
  •  Arriesga pero se prudente. Toma retos pero evalúa todas las posibilidades.  Es inevitable que alguna vez perdamos,  pero midamos y preparémonos para ello aunque siempre esperemos ganar 
  •  ¡Tú vas primero! Si de pronto necesitas tomarte un descanso ¡hazlo!  Recuerda que eres dueño/a de tu vida y tu cuerpo es sabio. Toma un tiempo para ti cuando lo necesites y trata de hacerlo frecuentemente.  Si no hacemos catarsis de vez en cuando nos será todo más difícil y nos sentiremos más cansados. 
  •  Y por último: pasitos de bebé. Las grandes metas se hacen de peldaños conquistados uno a la vez,  por tratar de saltarte varios te puedes tropezar.  Disfruta el camino, es solo tuyo y de nadie más. 

Autora – Sofia Quintana de With love for you

Deja una Respuesta

  1. Gaba

    Mucha mucha admiración, no sólo hacia tu trabajo y la dedicación y pasión que le pones a todo lo que haces, sino que también a ti como persona, como ese ser que anda repartiendo luz y amor por todos lados y ahora por medio de tus productos e ideales. Que rico encontrarse con tanto amor y personas autenticas. La mejor de las vibras para WithLoveForYou y el gran equipo que lo conforma. Ha sido y sigue siendo un gusto para mi trabajar con ustedes. Muy buenos consejos (y) totalmente identificada y como emprendedora entiendo el camino largo, cansado, difícil pero realmente enriquecedor y feliz feliz de ir con pasitos de bebé pero de ir. Un abrazo :*